Tipos

 

De transmisión.
Se produce como resultado de problemas en el oído externo y medio que impiden que el sonido llegue al oído interno. Puede ser temporal o permanente. Puede ser causada por acumulación excesiva de cera del oído, líquido en el oído medio (otitis), perforación , otoesclerosis. La mayoría de los problemas del oído externo y medio tienen solución eficaz con un tratamiento médico o quirúrgico. Cuando estos tratamientos no son posibles, se puede compensar la pérdida auditiva permanente con un audífono.

Neurosensorial.
Se produce por el daño de las células sensoriales o de las fibras nerviosas en el oído interno de forma que se inhibe la transmisión de información al cerebro. La causa de este tipo de pérdida suele ser la edad, infecciones, lesión en la cabeza, exposición al ruido, genética…Las deficiencias auditivas sensoriales casi siempre son permanentes y pueden influir negativamente en el habla. Normalmente, la pérdida auditiva del oído interno no tiene tratamiento médico. Sin embargo, en la mayoría de casos basta el uso de un audífono para corregir este tipo de pérdida auditiva.

Mixta.
Es una pérdida neurosensorial con un componente conductivo.

Tratamiento

 

¿Cómo se tratan las pérdidas auditivas?

El tipo de tratamiento depende del tipo de pérdida auditiva, de su gravedad y de las otras necesidades que tenga el paciente. Los tratamientos más frecuentes incluyen la medicación, operaciones y/o audífonos.

Compartir en las redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •