19931082Periodo de adaptación

 

Una vez seleccionado los audífonos que más se ajustan a las necesidades globales de la persona con pérdida auditiva comienza el período de adaptación.

Habitualmente, la pérdida auditiva aumenta de forma gradual – es decir no nos damos cuenta de que vamos perdiendo los sonidos cotidianos y las voces de las personas de nuestro grupo- son progresivas, el usuario tiene que recuperar todos los sonidos que había olvidado y acostumbrarse a usar los audífonos.

En el primer momento programamos los audífonos para cada persona en particular, según su pérdida y sus necesidades según el entorno en el que se desenvuelve normalmente y le indicamos los mantenimientos que necesitan. El período de adaptación normalmente dura un mes. Marcamos una serie de visitas durante ese tiempo, acompañando al nuevo usuario en su nueva etapa. Una vez superado este primer mes con éxito, las revisiones al gabinete aconsejamos hacerlas trimestralmente.

Compartir en las redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •